Técnicas de dibujo para aprender a utilizarlas

El dibujo es una actividad que cualquiera puede desarrollar, sobre todo si se quiere desarrollar su capacidad para recordar, ya que el dibujo mejora progresivamente la capacidad de memoria a corto y largo plazo.

Es por ello que el dibujar es una actividad muy recomendable para todo tipo de persona, además obtendrás varios beneficios personales, sin mencionar la capacidad para realizar formas y dibujos cada vez más complejos.

Por otro lado, el dibujar constantemente mejora la capacidad de expresión y organización mental, ayudando a refinar la forma en cómo se percibe y se expresa la información, volviendo a la persona más culta y capaz con el paso del tiempo y el progreso.

Existen varias clases de dibujo, en este artículo explicaremos algunas de las técnicas de dibujo más conocidas.

Cada técnica comprende un material diferente y una forma de aplicarlo, por lo que vamos a dividir las técnicas de dibujo de acuerdo a este importante factor.

El dibujo utilizando el lápiz

Para aprender esta técnica se debe primordialmente aprender sobre os tipos de lápices y para qué sirven, ya que cada uno tiene un nivel diferente de oscuridad, estos están marcados de menor a mayor, midiendo la intensidad de los oscuros.

Si se utiliza un lápiz de un número bajo se entiende que se quiere utilizar una escala de gris suave para trabajar.

Por otra parte hay que identificar la dureza de la mina del lápiz, la mina dura por lo general se utiliza para realizar contornos y la suave para rellenar el dibujo.

En general el dibujo a lápiz comprende dos importantes etapas, la primera es el esqueleto del dibujo donde se realizan los contornos y las formas, luego viene la técnica de rellenado, el cual establecerá la escala de sombras y textura de relleno del dibujo.

El dibujo a carboncillo

Esta es una de las primeras materias a ver si se entra en un curso de dibujo.

El carboncillo es uno de los primeros materiales conocidos por el hombre para trabajar un dibujo, fue utilizado por nuestros ancestros más primitivos, debido a que es el material que naturalmente estaba más presente a la mano para el hombre primitivo.

Con este material se puede conseguir trazos finos o anchos dependiendo del vector y como se utiliza el carbón, también el material puede venir con diferente contextura y tono, por lo que se pueden utilizar diferentes carboncillos para un mismo dibujo.

Sin embargo, con un solo carboncillo se puede realizar todo un dibujo sin problemas, ya que este puede difuminarse con el tacto de los dedos, así como asentarse en el papel a voluntad. 

El dibujo utilizando la piedra negra

Este es un material que muchos no contemplan más que en el taller de dibujo en sí, la piedra negra está hecha con una parte de arcilla y otra de carbón, por lo que su color y contextura puede ser diferente al carboncillo en muchos aspectos.

Se puede encontrar en la presentación de lápices e incluso se puede encontrar lápices de piedra a diferentes tonos de color blanco, por lo que en este tipo de dibujo se puede utilizar hojas de papel de colores, como el negro o la sepia.

dibujar

El dibujo utilizando la sanguina

Este es un material muy utilizado por los artistas de la antigüedad, entre los siglos XVI, XVII y XVIII, muchos artistas preferían este material al oleo, debido a que era más fácil de manejar y difuminable en agua, además su color y acabado tenía gran resistencia al momento de secarse.

Por otra parte la sanguina es mucho más barata que el óleo, lo que ha motivado a muchos artistas a utilizar este material incluso hoy en día.

En general las técnicas de dibujo son empleables para casi cualquier material, lo que cambia es la postura de la mano y la secuencia del movimiento en la muñeca utilizando el material seleccionado, por lo que se entiende que cada técnica va dirigido a un material específico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *