Nacimiento de las historietas 

Los comics son valorados como un patrimonio cultural de la era moderna e industrial, surgió en forma paralela a la prensa, debido a la necesidad de comunicación y la expresión gráfica creciente de la época.

Se entiende es el primer medio de comunicación de masas junto a la prensa, cabe destacar que su punto de partida se relaciona a la aparición de la imprenta en 1446 y la litografía en 1789.

La persecución judicial del cómic 

Cabe destacar que, el cómic tuvo una época oculta, debido a la persecución de sus artistas, debido a que el cómic era utilizado para realizar sátiras políticas y propaganda para criticar las malas gestiones de la época en materia de múltiples niveles sociales y organizacionales.

Algunas de las manifestaciones más realizadas mediante el comic fue, el abuso laboral, la pobreza, el racismo, la tendencia totalitaria de los líderes, entre otras temáticas, las cuales eran blanco de persecución por las autoridades judiciales de la época.

Debido a esto, por muchos años, incluso a finales de los años 50 en el siglo XX, los autores tuvieron que trabajar en la clandestinidad, utilizando nombres falsos para presentar y distribuir su trabajo, incluso si la temática no era política, ni representaba algún aspecto lascivo para la sociedad.

Sin embargo algunas obras fueron permitidas en razón del entretenimiento escrito, con la aparición de algunas caricaturas formales a partir de 1895.

La competencia industrial de la información en el siglo XIX 

Para finales del siglo XIX, el mundo industrial trata de recurrir a todo medio necesario para atraer el mayor número de lectores posible, con la finalidad de crear un monopolio mediante la salvaje competencia de la época.

Junto con la innovación y la aparición de nuevas tecnologías en materia de imprentas y diferentes sistemas de impresión en los medios de comunicación escrito, se desarrolló la impresión de caricaturas a color, las cuales atrajeron muchos lectores jóvenes, debido a su entretenimiento.

La aparición de los primeros cómics formales

Las series que se empezaron a injertar tenían un gráfico simple, sin embargo representaban una gran innovación dentro del cuerpo de entretenimiento presente en la prensa y los diferentes medios de comunicación escrita.

Algunos de los cómics o series germinales fueron, Hogan’s Alley, hecha por Outcault, donde se presentaba el personaje The Yellow Kid, The Katzenjammer Kids hecha por Rudolph Dirks, y Happy Hooligan creada por Frederick Burr Opper.

Estas series fueron puestas en papel a partir de 1895, sentando las bases de la gran industria del cómic conocida hoy en día.

Estaban constituidas por imágenes presentadas en serie, con la finalidad de construir un relato con temática propia, incluyendo texto escrito sobre globos de diálogo que, permitía la comunicación y el desarrollo de la historia dentro del comic.

Como nacen las historietas 

La época de oro de los comics

Se entiende que la mejor época de los cómics ha tenido lugar a mediados de siglo XX, con el desarrollo de las tiras cómicas presentes en la prensa, la aparición del comic book y la evolución de los superhéroes, construida desde la imaginación de sus autores.

Gracias a esto, el cómic sufre una expansión masiva hacia la internacionalidad diversificando su género de acuerdo a su diseño, temática y dibujos.

Ya para la actualidad la industria del cómic es sumamente amplia, diversificándose en historietas, novelas gráficas, manga y demás desarrollos asociados a la creación del cómic en general.

Hoy en día, existen múltiples tendencias del cómic, presentando diversificaciones de acuerdo a su diseño, como lo es el nacimiento del manga, el cual posee una forma de lectura distinta y gráficos muy elaborados, basados en temáticas que reflejan a la sociedad oriental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *